El plantel de River Plate salió a caminar ayer tarde por las cercanías del hotel Plaza San Fernando, donde está hospedado en la ciudad de Medellín, y provocó una verdadera conmoción entre los numerosos parciales propios y ajenos que estaban en la zona.
El hotel está ubicado en una zona muy poblada de la capital antioqueña, donde hay un famoso shopping y patios de comidas, sitios desde los que los curiosos se lanzaron en búsqueda autógrafos y fotos con los jugadores "millonarios".
El más seguido fue el colombiano Teófilo Gutiérrez, ídolo no sólo de los hinchas de River sino también de los aficionados colombianos, quienes buscaron abrazarlo, sacarse una foto con él y hasta besarlo.
"Esta es una ciudad muy futbolera y me hace sentir muy bien el cariño de todos los colombianos. Estoy feliz", comentó "Teo" sobre el cariño de la gente.
Respecto del partido de esta noche frente a Atlético Nacional de Medellín, Gutiérrez añadió que "en situaciones como estas hay que estar tranquilo porque estamos en víspera de una final muy importante. Estamos muy tranquilos y concentrados. Esperemos que se dé un lindo espectáculo, porque los dos equipos intentan jugar al fútbol".

Violencia peligrosa

El presidente de la filial de River Plate en Medellín, Colombia, Julio María Pérez, aseguró ayer que los hinchas "millonarios" que concurran esta noche en esa ciudad a la primera final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional deben tener cuidado porque la violencia en el fútbol es muy peligrosa en ese país.
"Estamos tratando de que la seguridad cuide a nuestros hinchas porque aquí por una camiseta se pone peligroso el asunto, seguramente habrá muchos hinchas en el estadio, pero no van a estar con la camiseta de River", explicó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia