Luego de un primer paso en falso, comenzó el análisis. Los hinchas de Central Norte no quedaron para nada conformes con el rendimiento del equipo en su debut: empató 1 a 1 con Pellegrini. Sin embargo, Ricardo Villar, que fue figura en el campeonato anterior y que entró en el segundo tiempo contra el adoquinero, analizó el partido de otra manera, considerando otros aspectos.
"No fue el partido que esperábamos pero, habiendo mantenido solo dos jugadores de la temporada pasada en el once titular, es normal ese tipo de juego. Son nueve jugadores nuevos, es difícil encontrar el mecanismo rápido", aseguró Ricky.
Pero con el 1-0 en contra y mientras pasaban los minutos en el Martearena, la hinchada de Central Norte se comenzaba a inquietar cada vez más. "Esta noche tenemos que ganar", coreaban desde las tribunas.
Villar, conociendo ya las características del hincha del cuervo, contó: "Espero que sea solo una cuestión de tiempo para ver el funcionamiento del equipo. La gente quiere que goleemos, que juguemos bien. Considero que el empate fue bueno porque fue el primer partido y porque estuvimos con un jugador menos. Es un torneo bastante largo, no es para desesperarse; los comprendemos a los hinchas porque fue increíble cómo alentaron para que podamos empatar".
Luego de la igualdad, los hinchas se expresaron por las redes sociales y muchos apuntaron al armado del equipo, que anoche contó con once caras nuevas, incluyendo dos jugadores que entraron en el segundo tiempo. Villar fue contundente; defendió a sus pares y al cuerpo técnico y pidió tiempo para ver buenos resultados de la versión 2015 del equipo cuervo.
"Para mí es un prejuicio decir que algunos jugadores no sienten la camiseta o algo así. Los jugadores que trajo el cuerpo técnico son de calidad, jugaron en categorías mayores. No demostraron todo su potencial en el primer partido. Este es un club grande y la gente pide mucho y rápido; pero es cuestión de que todos se acostumbren, así como me pasó a mí el año pasado que encontré mejor nivel con el paso del tiempo. Le pedimos calma a la gente, son muchos partidos; todavía no hay apuro".
Lo cierto es que, más allá de los análisis, de las críticas y de las diferentes opiniones, este fue el primer partido y Central Norte tendrá tiempo para revertir su actuación, para encontrar un equipo que rinda como todos los cuervos lo esperan y para que dé buenos resultados a lo largo de este Federal B.
En la próxima fecha, Central Norte tendrá una difícil parada, en la ciudad de Perico, enfrentando a Talleres, aunque probablemente este partido se traslade al 23 de Agosto; todo depende del día en que juegue Gimnasia de Jujuy.
El pueblo azabache podrá decir presente en la vecina provincia, ya que se aceptará al público visitante.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia