Fernando Alonso brilló en Sepang para remontar desde el último puesto hasta el séptimo.
La ansiada lluvia que animara el GP Malasia 2016 no llegó, pero tampoco se necesitó para vivir una carrera llena de acción desde el inicio hasta la bandera a cuadros. Ganó Daniel Ricciardo, tras un intenso final de carrera en el que los Mercedes quedaron fuera de juego.
El fin de semana magistral de Lewis Hamilton no pudo empezar mejor para el piloto británico: su fabulosa salida le permitió librarse de los toques que había por detrás. Una batalla de Sebastian Vettel y Max Verstappen acabó con el holandés retrasado, Vettel fuera de pista y Rosberg trompeado tras ser golpeado por el alemán de Ferrari.
El alemán, líder del campeonato, debió remontar desde el decimoséptimo puesto, y no se le dio nada mal.
Fernando Alonso partió vigesimosegundo tras abrir nuevos elementos del motor este fin de semana, pero el asturiano supo aprovechar de la mejor forma posible la "loca" salida y en la primera vuelta logró colocarse en la duodécima posición, que pocas vueltas más tarde era la décima, por delante de Carlos Sainz.
La lucha por la victoria cada vez se puso más interesante. Lewis Hamilton lideraba, seguido de cerca por Daniel Ricciardo y con Verstappen como el tercero en discordia. Mientras que Hamilton y Ricciardo se copiaban las estrategias, tras salir con neumático blando y luego colocar el duro, el holandés de Red Bull montó dos juegos consecutivos de blandos con el objetivo de intentar ganar la carrera al final.
Pero nunca sabremos qué habría pasado en esa lucha desde la distancia. En la vuelta 40 el motor de Lewis Hamilton dijo basta. Al grito de "¡No, no!", el británico debió parar el monoplaza alemán mientras el fuego se veía por la parte trasera del coche campeón. Desde entonces, todo fue una intensa lucha entre los Red Bull.
Ricciardo lideraba al pelotón mientras que Verstappen se acercaba poco a poco hasta reducir la distancia entre ambos de un segundo. El australiano, sin embargo, seguía siendo más rápido que su compañero de equipo durante las vueltas que restaban. Ricciardo cruzó la línea de meta tras 56 vueltas por delante de su compañero de equipo y de Nico Rosberg, que conserva el podio a pesar de tener 10 segundos de penalización por un toque con Kimi Räikkönen, que fue cuarto. Valtteri Bottas y Sergio Pérez cruzaron la línea de meta en la quinta y sexta posición respectivamente.
Uno de los hombres de la carrera fue, sin duda alguna, el español Fernando Alonso, que salía desde la última posición de la parrilla. El español exprimió su McLaren MP4-31 para acabar puntuando con un brillante séptimo puesto tras adelantar en pista a coches como el Williams de Massa, los Sauber o Carlos Sainz. El otro español de la parrilla, Sainz, fue undécimo, a dos segundos de los puntos.
La próxima carrera se celebrará dentro de una semana en el circuito de Suzuka, en Japón. Aquí llegará Nico Rosberg como líder del campeonato, con una ventaja de 23 puntos sobre su compañero Lewis Hamilton.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia