Ricky el "Fantasma" Santillán, el campeón tartagalense que pasó dos meses y medio detenido por un episodio de violencia de género en contra de su expareja, recuperó la libertad luego de un juicio abreviado en el que resultó condenado a dos años de prisión en suspenso. Pero para el muchacho de barrio San Silvestre lo mejor de la libertad es que también recuperó las ganas de volver al boxeo, el deporte que lo coronó campeón argentino y sudamericano. Prometió que en 60 días estará en el ring.
"Hablé con la gente de la CMB y mantengo el séptimo puesto en el ranking; creo que muy pocos deportistas tienen la oportunidad de estar en ese lugar, de manera que voy a volver con todas mis fuerzas para que Tartagal vuelva a sentirse orgulloso de su campeón", expresó Santillán.
Ricky, quien subió de peso en la cárcel, explicó: "Ya comencé con el entrenamiento; dos días después de finalizado el juicio comencé a correr de a poquito en la cancha de Independiente. Al principio me costó porque el tiempo que estuve detenido me jugó en contra también en el aspecto físico. Por las mañanas estoy saliendo a entrenar con un tío que me acompaña y día tras día iré aumentando la intensidad para llegar listo al próximo combate". Y siguió: "En este momento me siento en condiciones de manejar mi carrera, porque después de tanto tiempo en el boxeo creo que aprendí bastante y no solo hablo del desempeño en el ring" aseguró.
Cabe recordar que el boxeador estuvo más de dos meses privado de su libertad luego de que su expareja, Malena, lo denunciara por violencia de género. La joven es hermana del exboxeador y entrenador Aarón Soria y de su exrepresentante Fabiola Soria, por lo que la situación para el Fantasma dará un giro total en el aspecto deportivo.
"Estoy muy agradecido con Aarón y con Fabiola por todo lo que han dado en estos años. Pero, por la situación familiar, hay una ruptura que es innegable y tengo que pensar en tomar otro camino. Mi detención no es el primer hecho doloroso que me sucede, porque lo más difícil fue la muerte de mi hijito. Pero todos saben que seguí adelante, nunca bajé los brazos y sin duda que esa actitud ante la vida me la dio el boxeo", reflexionó.
Santillán recordó que deportivamente "tuve situaciones difíciles porque no me sentía bien anímicamente y muchas veces tenía presiones de quien era mi expareja; pero eso quedó superado y yo tengo la convicción de que voy a transitar por el buen camino y que ella hará su vida. Apenas recuperé la libertad me comuniqué con gente que está vinculada con el boxeo, conoce de este tema y que quiere trabajar a mi lado; creo que en unos días más voy a poder dar nombres", cerró el deportista tartagalense.

“Me hice cargo de lo que cometí”

“Yo me hice cargo de los errores que cometí, pero creo que ha llegado el momento de rodearme de otras personas que quieren el bien para este deportista y lo único que quiero es seguir dando alegrías a mi familia, que nunca me dejó solo, y a Tartagal, que también me acompañó en los momentos más difíciles que me tocó vivir”, expresó Ricardo Santillán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia