Si bien tuvo muy poco tiempo para tratar de enderezar el barco en Juventud, para el Tano Riggio quedar afuera en su cuarto partido como entrenador en Juventud fue "injusto".
"La eliminación fue injusta. Por lo que hizo el equipo en los dos partidos no mereció quedar afuera. Es una lastima", remarcó Riggio quien agregó: "Ellos tiraron dos centros en dos partidos y convirtieron. Me da bronca porque el equipo dejó todo, cometimos errores pero era una serie para pasarla".
"Lo voy a ver de vuelta al partido, el equipo tuvo la iniciativa para ganarlo; el rival no hizo nada".
Con respecto a su continuidad en el santo, el Tano respondió: "Habrá que hablar con la dirigencia y ver qué es lo que quiere. En principio vine por estos partidos, ellos lo saben. No era la mejor situación pero creo que el equipo levantó".
Por último, el técnico antoniano volvió a puntualizar su dolor por esta eliminación: "A mi me duele mucho, me tocó ganar este torneo el año pasado, tenía muchas esperanzas. No tengo respuestas porque en caliente repaso jugadas y estuvimos tan cerca. Esto es fútbol, ahora a la institución le queda mirar para adelante y preparar lo que viene en el próximo torneo que será corto".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia