El goleador Gustavo Balvorín fue la carta de gol y de triunfos durante la gestión de J. J. López al frente del plantel antoniano. Pero el experimentado delantero, debido a una fisura en su mano derecha, quedó al margen de los últimos partidos que jugó Juventud, que lo extrañó. Aparentemente, la molestia que presenta el atacante estaría desapareciendo y se estima que a Balvorín el jueves le secarán el yeso y podrá empezar a moverse en forma normal para llegar en condiciones al encuentro con Zapla en Palpala. Otro jugador que también no estuvo presente en el partido que el santo le ganó a Concepción FC, por 2 a 0, en la fecha pasada, es Ricardo Gómez, quien desde ayer comenzó a entrenar sin inconvenientes para llegar en forma el cotejo con los jujeños.
En tanto, desde la dirigencia de Juventud se anticipó que el partido con Zapla será reprogramado para el sábado, en razón de que no se aceptó adelantarlo para el viernes como se había anunciado en un primer momento desde Palpalá.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial



Comentá esta noticia