El tenista suizo Roger Federer, actual número tres del mundo, anunció ayer que no irá a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 para recuperarse por completo de la lesión que sufrió en la rodilla izquierda en enero pasado.
"Tras consultar a mis médicos y mi equipo tomé la difícil decisión de poner fin a mi temporada porque necesito más rehabilitación después de la operación de la rodilla", publicó Federer, ganador de 17 Grand Slam, en su página de Facebook.
"Estoy disgustado, pero los doctores me aconsejaron que si, como pretendo, quiero seguir varios años más en el circuito sin lesiones, necesito darle a mi cuerpo y mi rodilla el descanso necesario para recuperarme totalmente", agregó el suizo.
De esta manera, Federer, que además no jugará el Abierto de los Estados Unidos, cuarto y último Grand Slam de la temporada, perdió casi definitivamente la posibilidad de conquistar una medalla olímpica de oro en individuales, ya que a los Juegos de Tokio 2020 llegará con 38 años.
El suizo, nacido en Basilea y de 34 años, obtuvo la presea de plata en los Juegos de Londres 2012 y la de oro en dobles en Beijing 2008.
Federer, ganador de 88 títulos en su carrera, se lesionó la rodilla izquierda en enero pasado, luego del Abierto de Australia y reapareció en abril en Montecarlo.
"El amor que tengo por el tenis, la competición, los torneos y ustedes, los aficionados, sigue intacto. Así que intentaré volver fuerte, sano y con ritmo para jugar un tenis ofensivo en 2017", concluyó el suizo en Facebook y pronto la noticia fue publicada en los diferentes medios del mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia