Al fin una buena. Nada de críticas esta vez. Juan Román Riquelme, que hasta hace poco había repartido "duro y parejo" para con el técnico, los jugadores y los dirigentes, esta vez afirmó que Boca va a ganar el torneo de Primera, que lidera por cuatro puntos sobre San Lorenzo, cuando restan cuatro fechas para el final.
"En los torneos largos, Boca y River siempre tienen ventaja. Creo que sacamos una buena diferencia arriba y tenemos todo para lograrlo", sentenció Riquelme en una rueda de prensa luego de ser distinguido como Ciudadano ilustre de Tigre.
El domingo, frente a Crucero, Boca formará con: Orion; Peruzzi, Tobio, Díaz y Monzón; Bentancur, Erbes, Colazo; Lodeiro; Tevez y Calleri.
El ídolo auriazul había sido muy duro con el equipo que conduce Rodolfo Arruabarrena en la primera parte del año, pero ahora le dio el voto de confianza y lo señaló como el próximo campeón del fútbol local.
Además, Riquelme planteó sus ideales a la hora de hablar de la política interna de Boca, ya que en los próximos meses habrá elecciones para saber si continúa Daniel Angelici o bien otro dirigente lo sucede en el sillón de Brandsen 805.
"No tengo nada que ver con el Presidente que está ahora ni con los que se van a postular', aclaró Román al exponer su postura en la política interna de la entidad.
Incluso fue más allá y comentó que 'si el día de mañana quiero ser dirigente, yo se lo comunicaré al hincha y espero que me voten".
"Voy a prepararme para ser presidente de Boca. Si siento que lo puedo hacer, tendré una ventaja: la gente me cree", sentenció. Pero también dejó en claro sus diferencias con Angelici, con quien incluso antes de que fuera presidente tenía posiciones encontradas, y sostuvo que "hay que hacer las cosas bien para ganar y si hace mucho tiempo que no se gana, es porque se están haciendo muy mal".


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia