El delantero Rodrigo Mora cuenta las horas para poder resolver su situación judicial en Uruguay y poder regresar con River a Buenos Aires, para estar disponible para el primer superclásico del año ante Boca, el sábado próximo en Mar del Plata.
"No se debería demorar el levantamiento de la restricción", explicó el representante del futbolista, Luis Sturra, en referencia a la acción judicial que entabló la expareja de Mora, cuya derivación impidió el domingo que pudiera regresar a la Argentina y jugar ante Independiente. Lo cierto es que de esa resolución depende que Mora pueda estar presente el próximo sábado en Mar del Plata para el primer Superclásico de la temporada ante Boca.
Es que en la cabeza del entrenador Marcelo Gallardo está colocar el mejor equipo disponible para enfrentar al "Xeneize" en el estadio José María Minella.
En tanto, River volvió este martes a entrenar en Punta del Este, Uruguay, tras la derrota 2-3 ante Independiente en su estreno veraniego y derivó para la tarde el entrenamiento con los titulares en el complejo Solanas, donde instaló el bunker de pretemporada.
Gallardo admitió no estar preocupado por la caída en el primero de los encuentros del torneo de verano, los que fueron duramente cuestionados por el técnico en la previa por los perjuicios que ocasiona en la preparación del físico de los futbolistas. Lo que sí preocupa al "Muñeco" es la escasa cantidad de delanteros con que cuenta actualmente en el plantel, y encima podría no tener a Rodrigo Mora para el sábado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia