River Plate estudia iniciar acciones legales al club Rayados Monterrey de México por haber anunciado la contratación del jugador Carlos Sánchez, que tiene un vínculo contractual vigente hasta el 31 de diciembre.
Según establece el artículo 18.3 del reglamento de contratación de jugadores de la FIFA, "el club que desee concertar un contrato con un jugador profesional debe comunicar por escrito su intención al club del jugador antes de iniciar las negociaciones con el jugador".
Sin embargo, la semana pasada, los Rayados de Monterrey y el representante de Carlos Sánchez, Nelson Ferro, dijeron públicamente que el volante uruguayo se incorporará al equipo mexicano a partir de enero del 2016.
Por eso mismo, tanto el presidente del club, Rodolfo D´Onofrio, como el entrenador, Marcelo Gallardo, esperan la llegada de Sánchez el miércoles próximo para definir su situación y el futuro del jugador en la entidad de Núñez.
D´Onofrio aseguró -en tono muy fastidiado- en las últimas horas que espera a Sánchez para hablar "cara a cara" pues según trascendió desde la dirigencia y desde el cuerpo técnico, el jugador la semana pasada había acordado de palabra su continuidad luego del 31 de diciembre.
La duda que se instaló ahora en Núñez y entre los simpatizantes de River es si el enojo del presidente 'millonario' y del propio DT Gallardo irá a fondo hasta el punto de prescindir de los servicios del volante de la selección uruguaya en el Mundial de Clubes a jugarse en diciembre. El suspenso se extenderá hasta el regreso de Sánchez tras la cuarta fecha de las eliminatoria sudamericanas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia