Ni cerca. Marcelo Gallardo no podrá compartir esa hora y media previa con los jugadores en el vestuario. Su charla técnica, la última en esta Copa, tendrá que darla en la concentración. El Muñeco fue expulsado en la ida que se disputó en México y esta noche tendrá que ver el partido desde el palco. Aunque el DT dijo el lunes que dará la charla técnica en el vestuario, la Conmebol lo prohíbe a través del punto número 1 del artículo 114 del reglamento que dice: "El director deportivo/entrenador, cualquier miembro del cuerpo técnico o restantes oficiales, serán sancionados con la suspensión de sus funciones, podrán presenciar el partido/os en los cuales esté vigente su suspensión únicamente desde las gradas. No podrá acceder al vestuario, túnel, banca o área técnica antes ni durante el partido, ni podrá por ningún medio comunicarse con su equipo".
De todos modos, si Gallardo decide violar el reglamento será informado por un veedor de la Conmebol y sancionado nuevamente, y se puede recurrir a la Policía para no permitirle el paso.
En consecuencia, Matías Biscay, hijo del recordado árbitro, será su reemplazante en el banco de suplentes y quien recibirá las órdenes del Muñeco, seguramente, a través de un teléfono.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia