River Plate le puso fin a su estadía en Tokio y arribó hoy a la ciudad nipona de Osaka bajo la calurosa recepción de un grupo de hinchas millonarios que generó la emoción del entrenador Marcelo Gallardo y sorprendió a varios integrantes del plantel, a cuatro días del debut en el Mundial de Clubes que se desarrolla en Japón.
El equipo argentino entrenó anoche por última vez en la ciudad de Chiba (ubicada al sudoeste de Tokio) y luego de una breve charla entre el cuerpo técnico y los dirigentes, se cambió la idea original de viajar en avión, y tomaron la decisión de recorrer los 500 kilómetros hasta Osaka en el tren bala Nozomi.
La delegación encabezada por el Muñeco Gallardo se sorprendió gratamente por el recibimiento en la estación de trenes Shin-Osaka, donde eran aguardados por un centenar de hinchas millonarios que les dieron una cálida bienvenida al club que esperaba esta oportunidad desde hace 19 años.
La última vez que River visitó Japón fue hace cuatro meses, cuando conquistó la Suruga Bank precisamente en Osaka tras arrollar al Gamba Osaka por 3-0, mientras que asumirá su primer Mundial de Clubes, ya que cuando jugó la última vez se llamaba Copa Intercontinental y le tocó perder con la Juventus por 1-0 en 1996.
En cuanto a la actividad del plantel riverplatense, en la última práctica realizada en Chiba el Muñeco Gallardo diagramó una formación que incluyó al experimentado mediocampista Luis González en la formación titular, con miras al debut en el torneo, que será el miércoles próximo.
Gallardo ensayó con Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonathan Maidana, Eder Alvarez Balanta y Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Matí­as Kranevitter, Leonardo Ponzio y Lucho González; Rodrigo Mora y Lucas Alario.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia