• Este es el primer gol, convertido por Gabriel mercado
Embed

  • El segundo tanto millonario, gran cabezazo de Pezzella
Embed

  • El minuto a minuto a través de la cuenta oficial del millonario
Embed

River por fin pudo gritar campeón. Después de 17 interminables años vuelve a consagrarse en un certamen continental, uno de los dos más importantes de Sudamérica. El millonario le ganó 2 a 0 al Nacional de Medellín con una tremenda efectividad y una ráfaga de cinco minutos de inspiración, pero fundamentalmente con la jerarquía y aplomo que otorga un campeón. Y el Monumental, repleto con 60 mil almas en cancha, gozó y tuvo su merecido desahogo luego de tanta malaria de años anteriores.
Con un furioso cabezazo de Gabriel Mercado, a los 9' del complemento, y otro de Germán Pezzella, a los 13'; el millonario ganó la serie de la final y se alzó con toda la gloria.
Tras un comienzo errático con imprecisiones defensivas, el millonario tuvo la primera maniobra clara a los 9' del primer tiempo, a través de un tiro libre de Pisculichi cuyo rebote cedió el arquero Armani; y luego con un cabezazo de Teófilo Gutiérrez que pasó apenas por arriba del travesaño a los 12' de la primera etapa.
A los 15' el hincha millonario vibró con un remate a quemarropa de Teófilo Gutiérrez que fusiló al arquero del equipo colombiano, quien hasta entonces se transformaba en figura con dos atajadas providenciales.
A los 25' fue Rodrigo Mora el que elaboró una jugada providencial por el sector izquierdo, tiró una pared con Teo Gutiérrez, mandó el centro y fue el mismo Teo el que se lanzó de palomita, para encontrar otra vez la resistencia del brillante, hasta entonces, Armani, quien a los 30' le tapó el gol a Gutiérrez, por enésima vez, luego de que el "9" se sitúe solo en posición de gol.
River cascoteaba pero se encontraba con la muralla infranqueable del arquero de Nacional.
Sin embargo, tanta vocación ofensiva de un River que salía con todas sus armas en función de ataque dejaba muchos flancos en defensa. Y a partir de la media hora de juego Nacional tuvo tres situaciones clarísimas para marcar el gol, dos de ellas en los pies de Cardona, quien probó a los 39' por primera vez los guantes de Marcelo Barovero.
El despertar del Nacional, que con excelentes contras dejó a la defensa de River a maltraer, le dio una carga emocional extra a la final en los primeros 45 minutos. Un desconocido Teo Gutiérrez dilapidó tres mano a mano con el arquero.
Pero en el complemento River despertó en una ráfaga y el Monumental explotó en tan solo cinco minutos. A los 9' fue Mercado el que la mandó a la red de sobrepique tras un córner. Y cuatro minutos después, otro defensor, el acierto de Marcelo Gallardo, prácticamente liquidó la serie para darle a River el gol de la Copa, el 2 a 0 con el que el millonario acaricia la Sudamericana.
Tras los goles, River manejó el partido a su antojo, controló los tiempos e hizo circular el balón con la pasta de un campeón. Hasta que el uruguayo Darío Ubriaco pitó el final y el pueblo millonario gritó otra vez campeón, por sexta vez en el ámbito internacional.



  • La síntesis
River: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Germán Pezzella, Ramiro Funes Mori, Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio, Ariel Rojas; Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Teófilo Gutiérrez. DT: Marcelo Gallardo.
At.Nacional: Franco Armani; Francisco Nájera, Alexis Henríquez, Juan David Valencia; Daniel Bocanegra, Alejandro Bernal, Alexander Mejía, Farid Díaz; Edwin Cardona; Orlando Berrío y Luis Carlos Ruiz. DT: Juan Carlos Osorio.

Cancha: Antonio V. Liberti
Arbitro: Darío Ubríaco (Uruguay)

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia