El partido entre River y Quilmes que se debía disputar en el estadio Monumental por la fecha inaugural del torneo de Primera División, fue suspendido debido a la gran cantidad de lluvia caída en la zona de Núñez. "El partido está suspendido, porque la cancha estaba muy annegada. Estuvimos esperando un parte del Servicio Meteorológico y por eso el partido no está en condiciones de jugarse", aseguró Fernando Rapallini tras recorrer el campo de juego. Rapallini decidió suspender el cotejo a poco del horario establecido para su comienzo, previsto para las 19:00. Los planteles de ambos equipos estuvieron esperando hasta último momento la decisión arbitral para saber si se jugaba o no, pero finalmente, tras recorrer el campo de juego Rapallini decidió que el cotejo no se dispute. Las inmediaciones del estadio "Antonio Liberti" se mostraron annegadas por la gran cantidad de agua caída en tan poco tiempo.
Embed

Embed

Embed

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia