Además de la reducción del 75 por ciento de la sanción a Boca, River, Racing, Huracán y Rosario Central también se beneficiaron por la reducción de penas que aplicó la Conmebol por su Centenario, luego de la asunción la semana última del nuevo presidente, el paraguayo Alejandro Domínguez.
A Sebastián Saja, quien arrastraba una fecha de suspensión por su expulsión ante Guaraní en los cuartos de final de la última Copa Libertadores, le perdonaron la sanción y podrá jugar mañana para Racing ante Puebla, en México, por la ida del repechaje para entrar en la fase de grupos.
Wanchope Ábila, expulsado en la última final de la Sudamericana ante Independiente Santa Fe y quien debía cumplir tres fechas de suspensión, tendrá sólo una y podrá disputar la semana próxima el choque de vuelta del repechaje para Huracán ante Caracas en Venezuela (la serie comienza hoy en Parque Patricios).
Rosario Central, sancionado con una fecha sin público luego de que a Agustín Orion le arrojaran un proyectil en Arroyito en la Copa Sudamericana 2014, jugará con sus hinchas en el debut en la Libertadores ante Nacional en Rosario el 25 de febrero.
River fue el otro beneficiado por esta decisión de la Conmebol. El delantero Iván Alonso, flamante refuerzo, tenía tres fechas de suspensión por una expulsión en la Copa Sudamericana con Nacional, pero ahora le redujeron la pena a sólo un partido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia