Se abrieron nuevamente las puertas de la máxima categoría del MMA mundial para los salteños. Luego de que doce luchadores de las artes marciales mixtas fueran evaluados a mediados de julio en nuestra provincia por el entrenador y luchador profesional de artes marciales mixtas Guillermo Hardoy y el exolímpico en judo y peleador de la UFC (Ultimate Fighting Championship), el cubano Héctor Lombard, dos salteños fueron seleccionados para iniciar los entrenamientos en Miami con vistas a la participación en la máxima categoría mundial.
Lo cierto es que Robert Ruiz y Franco Labari fueron becados, junto a otros peleadores de Buenos Aires, Río Gallegos y Catamarca, por el gimnasio American Top Team Cape Coral, de Miami, Florida para iniciar las prácticas profesionales, como parte de una prueba piloto que efectúa el salteño Hardoy a nivel mundial. Cabe destacar que la beca solo incluye las prácticas en el gimnasio de Miami, ya que el pasaje y la estadía deberán correr por cuenta de cada luchador.
Si bien la "invitación" del American Top Team será por un mes, dependerá del rendimiento de los peleadores que continúen siendo parte de la exigente liga profesional y amplíen el tiempo de estadía.
Ruiz posee un récord de 11 peleas semiprofesionales, con 10 triunfos y una derrota, aunque después logró quedarse con la revancha. Entre sus logros figuran el haberle ganado a un campeón sudamericano de boxeo, a un campeón argentino de kick-boxing y a un campeón argentino de MMA.
Por su parte, Labari aspira a llegar lo más lejos posible en la especialidad, en la que ganó sus tres últimas peleas; trae consigo una gama de técnicas debido a que antes de dedicarse al MMA practicó kick-boxing, taekwondo y jiu-jitsu.
“La idea es que los seis luchadores que fuimos seleccionados logremos partir el 5 de noviembre hacia Miami”, aseguró Ruiz, profesor de MMA y quien compite en la categoría sobre los 57 kilogramos.
“La intención es ambientarse en tiempo récord, entrenar con los luchadores profesionales, para después poder pelear y obtener algún promotor que permite continuar ejerciendo en Estados Unidos”, insistió.
En ese sentido Ruiz aseguró que “el MMA es más salvaje que cualquier artes marciales. Se permiten muchos golpes que en otras deportes no. Y además hay menos protección”.
“Yo entreno permanentemente y en realidad lo que hago es regular su intensidad. Mantengo la dieta durante todo el año. Corto peso y me deshidrato todo el tiempo”, destacó Ruiz, que recomendó no intensificar las prácticas antes de los combates para evitar problemas físicos hasta a veces irreparables.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia