Robin Van Persie sufrió una grave lesión ocular tras recibir un codazo de Abdoul Sissoko en el Fenerbahce - Akhisar Belediyespor. El delantero, que tuvo que ser trasladado en ambulancia al hospital, recibió el golpe en el ojo izquierdo.
El médico del club, John Kunduracioglu, ha confirmado que se trata de una lesión ocular: "Ha recibido un golpe en la posición de los ojos, sufrió un desgarro y sangrado en el párpado. Después de la primera inspección fue enviado al hospital. La condición es buena".
Medios de comunicación turcos informan que podría perder el ojo izquierdo. Sin embargo, la prensa holandesa asegura que el jugador recuperará la visión y no perderá el ojo. El holandés había marcado el primer gol del partido en la victoria por 3-1 del Fenerbahce.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia