En una carrera de larga duración, con recarga de combustible y neumáticos si fuera aconsejable, el triunfo le correspondió a Franco Girolami (Mitubishi Lancer), escoltado por Luis José Di Palma (Mercedes) y Rodriguez, con una unidad similar que le sirvió para lograr el ansiado campeonato.
Por su parte, la definición de la divisional Race Series deberá ser resuelta por la Comisión Deportiva Automovilista (CDA), tras la objeción técnica y posterior apelación presentada por Sergio Guarnaccia (Ford Mondeo) que en principio fue considerado campeón.
En otro orden de cosas, los responsables de la categoría informaron a los medios que el piloto Mauro Giallombardo no acusaba quemaduras graves, tras el incendio de su máquina, ya que luego pudo salir por sus propios medios y está bajo control médico.
La próxima temporada, se iniciará el 13 de marzo en el autódromo de Paraná.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia