El tenista suizo Roger Federer, anunció que no jugará el Abierto de Francia, que comenzará este lunes en París, porque no se encuentra físicamente al cien por ciento de sus posibilidades.
Federer, de 34 años y actual número 3 del mundo, expresó en su página oficial: "Lamento anunciar que tomé la decisión de no jugar este año en Roland Garros. Estuve haciendo progresos en mi estado general pero todavía no estoy al 100% y siento que tomaría un riesgo innecesario al jugar este torneo antes de estar verdaderamente listo".
"Esta decisión no fue fácil de tomar, pero trato de asegurarme poder jugar lo que resta de la temporada y ayudar así a extender mi carrera. Estoy motivado y con las mismas ganas de siempre. Mi plan es alcanzar el máximo nivel físico antes de retornar al circuito ATP para la gira sobre césped. Lo siento por mis fans en París pero espero volver en Roland Garros 2017", concluyó Federer.
El suizo llegó a París y probó, pero no se sintió óptimo tras los problemas en la espalda que lo obligaron a renunciar al Mutua Madrid Open y a rendir bajo en el Masters 1000 de Roma.
Federer, quien pasó solamente una vez en su carrera por el quirófano, precisamente este año tras el Abierto de Australia para una artroscopia de rodilla, no faltaba a un torneo de Grand Slam desde el Open de Australia 2000, pero no podrá estar en su 66° torneo grande seguido (uno de los récords que ostenta el ex número uno, ganador de 17 torneos de Grand Slam).

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia