El delantero Roger Martínez le envió una carta documento a Racing Club para intimarlo por una deuda de cuatro meses y la actualización del valor de su salario, algo que encendió una luz de alarma en la dirigencia de la entidad de Avellaneda a partir de que cuenta con 48 horas para contestar su reclamo.
Sin embargo, pese al apuro, la directiva racinguista se muestra confiada en que se llegará a un acuerdo y no solo eso, sino que también pretende renovarle el contrato hasta 2020.
El colombiano, clave en este semestre y con proyección para ser titular en la segunda mitad del año, cuando se aleje Diego Milito y probablemente Gustavo Bou, tiene un sueldo de 25 mil pesos pese a contar con una cláusula de rescisión de 8 millones de euros.
Martínez, de 21 años (cumplirá 22 el viernes 23 del mes próximo), cobra menos de los 76 mil pesos que percibía en Aldosivi y quienes lo asesoran aducen que el convenio colectivo de trabajo impide una rebaja en el sueldo. En Racing contestaron que parte de lo que cobraba en Mar del Plata figuraba en un contrato privado.
De todas maneras es voluntad de la dirigencia académica firmar un nuevo vínculo entre las partes, aunque la principal traba surge justamente en que las partes no coinciden en los valores del mismo.
Es que Racing le ofrece un nuevo sueldo de 120.000 pesos que Martínez no acepta, por lo que le sigue pagando 25.000, lo que vuelve la situación más tirante, aunque ahora la perentoriedad judicial hará que todo tenga una definición a más tardar el jueves próximo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia