¿Qué significa suplementarse?
Es simplemente generar un aporte de ciertos nutrientes considerados normales y que habitualmente la persona los consume en dosis superiores, porque para alguna le puede resultar insuficiente lo que come y no se lo aporta en tiempo o en forma. El problema lo tiene la gente que asocia el suplemento a sustancias nocivas, peligrosas para el cuerpo. Hay suplementos que están totalmente limpios de drogas. Hay que saber que las proteínas y los aminoácidos no dañan a nadie.

¿El deportista que se alimenta adecuadamente debe ingerir suplementos?
La comida no satisface nunca la demanda del deportista. Otra cosa es que alguien juegue y rinda lo mismo. El tema es si el deportista rinde todo lo que puede o solamente una parte porque podría rendir mucho más y está mal nutrido.

¿Es necesario que un futbolista lesionado los consuma?
Es muy importante, hay suplementos que aceleran la recuperación, como por ejemplo los aminoácidos. Incluso su ingesta produce un menor nivel de lesión que la no ingesta en ciertas patológicas concretas. Hay suplementos para antes, durante y después del esfuerzo físico. No hay posibilidades de satisfacer la demanda con la alimentación.

¿Hay un límite de edad para utilizar suplementos?
No hay límites, esto es muy claro. Si hablamos de un niño que es deportista y que entrena tres o cuatro veces por semana, son plenamente excesivos y, además, está compitiendo en ese deporte y encima va a la escuela, tiene que estudiar o alguna otra actividad y está creciendo, evidentemente se esta cubriendo solo un aspecto y no la totalidad. Ahí se peca, el niño deportista está enrolado dentro del deporte y tiene exigencias máximas.

La obesidad es recurrente en la población...
Una persona que tiene un excedente de tejido graso es alguien que tiene, ante todo, un déficit muscular (sarcopenia). Esto tiene que ser atendido prioritariamente porque la persona se transporta a sí misma. Sus piernas son las más afectadas por la obesidad, es lo que más pérdida de tejido muscular genera. O sea que hay ciertas sustancias que libera el tejido graso y que genera pérdida de masa muscular.

¿Cómo se puede solucionar ese déficit?
Lo primero es dotar a la persona de una buena masa muscular para transportar su peso sin inconveniente, eso permite mayor volumen de trabajo físico y eso ayuda a tener cambios corporales deseables. Justamente, la caminata no ayuda porque potencia la perdida de tejido muscular y la pérdida de la fibras que más se necesitan. Sería como que un camión con motor de Fiat 600 quiera viajar de Salta a Ushuaia.

¿Qué recomienda para deportista de la tercera edad?
El tratamiento es muy similar que para un obeso. Les pasa lo mismo: perdida de masa muscular. La persona mayor normalmente tiene un excedente de tejido graso. Tiene que tratar de tener una salud nutricional adecuada para que su aporte de diferentes nutrientes -como lo son las proteínas, carbohidratos y las grasas debidamente elegidas- lleguen en tiempo y forma para su salud.

¿Cuáles son las consecuencias de una mala alimentación?
Una dieta muy pobre en calorías, carbohidratos y proteínas a lo único que conduce es a perder mayor masa muscular. La pseudoalimentación da un mayor deterioro. Tendría que potenciar la ingesta de proteínas, no hay ningún vinculo entre la ingesta en cantidades importantes y el daño renal o hepático. Actualmente hay un reclamo de la Organización Mundial de la Salud para que se incremente el consumo proteico dado por kilo de peso corporal entre un 40% y 50% más de los que se venía consumiendo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia