El defensor Medi Dresevic vivió una jornada inolvidable al convertir tres goles en el triunfo del Norrby ante el Tvaakers en el fútbol sueco. Pero el árbitro no tuvo piedad y lo expulsó por un festejo insólito.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia