Juventud Antoniana, asfixiado por su presente y luego de una semana de descanso (quedó libre), comenzó la semana pensando en lograr una bocanada de aire que solo se lo dará un triunfo frente a A. H. Zapla, al que visitará el próximo domingo en Jujuy.
Está claro que Aniceto Roldán necesita sumar de a tres para descomprimir el malestar y estabilizar su continuidad como técnico antoniano, luego de cosechar un punto ante Unión Aconquija (1-1), en la segunda fecha.
"Nos falta un triunfo para tener un poco más de tranquilidad y que los jugadores se suelten, estamos ansiosos de querer lograr el primer triunfo, eso nos lleva a la desesperación", expuso Roldán en diálogo con El Tribuno.
Los fuertes rumores de la posible salida del técnico santo dejaron una herida en el DT, quien expresó: "A uno le duele porque ya me considero uno más de la zona, tengo familia y amigos. No me voy a ir de Salta. Duele todo lo que pasó la semana anterior y no lo acepto en el sentido que es muy prematuro. Todo el cuerpo técnico se sintió mal. Nosotros vinimos a laburar, no a jugar", manifestó Roldán.
El técnico de Juventud es consciente que "acá se depende de los resultados, capaz que jugamos mal y ganamos y no está todo bien; busco un buen fútbol".
En cuanto al once titular que podría frente a Zapla, Roldán podría implementar una variante, Nicolás Monje ingresaría por Sebastián Allende.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen



Comentá esta noticia