Pese a la mala presentación de su equipo, Ricardo Roldán se mostró tranquilo. Tras la derrota por goleada de Juventud Antoniana por 4 a 1, el viernes en el partido de ida de la fase preliminar de la Copa Argentina, frente Atlético Güemes, el entrenador mantuvo la calma.
"Fue un espejismo lo de los primeros diez o quince minutos, en los que nosotros nos pusimos en ventaja y después nos caímos", fue el primer análisis del DT antoniano. "Cometimos errores infantiles, errores que en esta categoría no los podés cometer, el resultado estuvo a la vista", admitió Roldán.
El técnico hizo mucho hincapié en los errores individuales y es lo que más lo preocupó. "Son las equivocaciones de otra categoría", dijo Roldán y agregó: "No encontramos la vuelta en el mediocampo, vamos a ver, en estos diez días que tengo, de tratar de mejorar en ese aspecto".
Luego, el entrenador habló de la forma en la que se refirió a sus dirigidos desde que comenzó este nuevo ciclo. "Esto es fútbol, le dije a los chicos: esto es Juventud, acá la exigencia siempre va a estar a la orden del día. La única manera que conozco es trabajar, con humildad, cuidarse y tratar de revertir este mal comienzo en la Copa Argentina".
El plantel de Juventud entrenó este sábado en el Fray Honorato Pistoia. Los suplentes enfrentaron a Atlético Chicoana. No hay lesionados, descansan el domingo y vuelven a entrenar el lunes.
Con respecto al ánimo golpeado del plantel, el DT no ocultó el silencio que se registró en el vestuario del santo tras la goleada, pero aseguró que el equipo podrá recuperarse: "Están mal (los jugadores), un debut de esta manera, y de local, preocupa; pero tengo los recambios para mejorar esta situación".
Por sobre todas las cosas, Roldán reconoció las principales falencias del debut y dio precisiones sobre cómo corregirlas, de cara no solo a la revancha contra los santiagueños (el miércoles 10 de febrero) sino al arranque del Federal A, el próximo domingo frente a Gimnasia y Tiro nada menos.
"Primero tenemos que revisar los errores, no se tienen que cometer otra vez; y la falta de convicción en el mediocampo, sobre todo para generar juego, fue en cuenta gotas, así se hace medio difícil levantar un resultado", manifestó el DT. E insistió con aquello de hacerles ver a algunos jugadores el salto de categoría que dieron: "El jugador tiene que estar preparado para todo. Todos estamos mal, esto recién comienza pero tengo fe que en el próximo partido vamos a mejorar muchísimo y vamos a obtener buenos resultados". Eso mismo es lo que esperan los hinchas que se desilusionaron el viernes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia