Un centenar de socios del Club Rosario Central denunciaron penalmente al árbitro Diego Ceballos y al juez de línea Marcelo Aumente por su escandaloso arbitraje en la final que su equipo perdió contra Boca Juniors por la Copa Argentina.
Los asociados denunciaron al juez y al línea a raíz de los fallos arbitrales que perjudicaron a su equipo y se basarán especialmente en la sanción del inexistente penal de Paulo Ferrari a Gino Peruzzi, que luego Nicolás Lodeiro cambió por el 1-0.
Justamente, el propio árbitro reconoció como un "error humano" el cometido en esa jugada y anunció que pedirá "disculpas a quien corresponda", en las únicas declaraciones formuladas a la prensa ayer, en Aeroparque.
Los socios de Central son patrocinados por el abogado Paul Krupnic, del foro rosarino, y presentaron la denuncia en forma personal, es decir que no representarán al club en esta demanda judicial.
"Es una presentación a título personal de los socios, en la que la comisión directiva ni el club participamos", advirtió este mediodía un dirigente canalla.
Por su parte, los dirigentes auriazules evalúan los pasos a seguir, entre ellos la posibilidad de presentar a la Asociación del Fútbol Argentino el pedido de disputar nuevamente el partido 'porque Boca ganó 2 a 0 con dos goles ilegítimos: un penal fuera del área y un tanto en posición adelantada de más de un metro', advirtió el vicepresidente segundo, Ricardo Carloni.
En ese sentido, el DT, Eduardo Coudet, advirtió que "no solamente están las jugadas más graves como la del penal, la del segundo gol de ellos y la del gol nuestro anulado por una posición adelantada muy finita sino las otras jugadas, como el penal del Cata Díaz a Larrondo, cuando íbamos cero a cero, que fue mucho más penal que el que le dio a Boca porque fue adentro del área".
Asimismo, Coudet recordó "la amarilla que le saca a Larrondo por tirarse hacia adelante a anticipar la pelota con el pecho y recibir una falta desde atrás de Monzón, así como la que le saca a Musto por una jugada en la que no cometió infracción, en la mitad de la cancha, y la exageración de Tevez en la jugada en la que amonestó a Salazar".
El árbitro Diego Ceballos, quien esta noche debía dirigir el partido entre Sarmiento de Junín y Lanús y el domingo una final de la Liga Paranaense, fue suspendido por la AFA por tiempo indeterminado, así como el juez de línea Marcelo Aumente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia