Rosario Central y Huracán disputarán esta noche la final de la Copa Argentina con el objetivo de sumar una estrella pero con el sueño de ganar el cupo para participar en la próxima Copa Libertadores de América.
El partido se jugará desde las 20.15 en el estadio Bicentenario de San Juan, bajo el arbitraje de Mauro Vigliano y televisación en directo de la TV Pública.
Tal como sucedió en la edición pasada del torneo que se reeditó en el año 2011, el ganador de la final clasificará a la Copa Libertadores de América 2015, un premio que más allá del económico, le da un condimento especial al encuentro.
A su vez, el que gane la Copa Argentina se cruzará con River Plate, ganador de la Copa Campeonato, en la final de la Supercopa Argentina.
Ambos equipos acumulan muchos años sin festejos lo que generó en los hinchas una gran expectativa que ya se empezó a demostrar en la venta de entradas y pasajes para presenciar la final en la provincia cuyana.
Rosario Central no consigue un título desde la Copa Conmebol de 1995 (certamen que fue reemplazado por la Sudamericana) y el anhelo de sumar una nueva estrella movilizará a cerca de veinte mil hinchas para presenciar el encuentro definitorio.
Huracán, por su parte, atraviesa uno de los momentos más trascendentales de su historia ya que 41 años después del campeonato metropolitano de 1973 tiene la posibilidad de volver a festejar un título.
No obstante, esta chance le llega en un momento delicado ya que a dos fechas de la finalización del torneo de la primera B Nacional se ubica afuera de los cinco cupos que brindan el ascenso a la máxima categoría, el principal objetivo del club.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia