Rubén González, quien formó parte de las escandalosas elecciones de 2012 y manifestó desde siempre su voluntad de asumir el principal cargo liguista, no escatimó a la hora de criticar a los actuales dirigentes. “La Liga hoy es una pequeña AFA, tiene una estructura muy vieja. Son la misma gente, se distribuyen los cargos entre ellos: el presidente ahora será vicepresidente, el vice será tesorero y así. No hay renovación dirigencial en Salta, es más de lo mismo. Yo estoy abierto a toda conversación, alguna vez pedí un debate público, pero no quieren debatir porque ya tienen todo armado. La lucha en la Liga no solo está en Salta, sino también en la defensa de los clubes salteños en Buenos Aires, pero se están haciendo pocas gestiones a nivel AFA. Estamos inmersos en el apoyo gubernamental, municipal, pero los clubes no pueden vivir de subsidios. Si no está el aporte estatal parece que no funciona. Y los pasivos de los clubes se elevan”, descargó el extitular de Juventud. “Siempre lo dije: clubes pobres, Liga rica. La Liga depende de los clubes, pero son pocos los beneficiados: Pellegrini, Mitre. Son contados con los dedos de una mano. Aplaudo y me encanta que se haya hecho la cancha de Pellegrini, pero en Salta son 17 clubes. No es nada contra Sergio Chibán, no es personal. Lo que se hizo fue excelente a nivel liga, pero malo a nivel clubes. El fútbol involucionó en vez de crecer en los últimos 20 años en todo sentido. Hoy los chicos necesitan competencia, estamos a mediados de año y no arrancaron las inferiores. Con esta gente seguiremos retrocediendo”, remató González.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia