Que Sergio Chibán sea candidato a presidente en Gimnasia y Tiro dentro de un año está dentro de los planes y es muy probable que lo logre. Lo que parece mucho más difícil es que Rubén González o Juan López puedan tomar el sillón presidencial de la Liga Salteña. Pero ambos, obstinados como ningún otro de la dirigencia salteña, se lanzarían en la carrera aún sabiendo que correrán en desventaja. Es que por más que se vaya Chibán, la estructura le quedará servida a José Macaione y a Adolfo Resina Es que por más que se vaya Chibán, la estructura le quedará servida a José Macaione y a Adolfo Resina, quien estuvo al lado de Sergio durante muchos años, o a la Dra. Chacón Dor, ¿por qué no?
Tanto González como López anticiparon en Alentandooo el deseo de suceder a Chibán. ¡Y qué desafío! Superar su gestión, que cumplirá 11 años, será aún más difícil.
A favor tienen que ambos son de los pocos dirigentes que saben de ascensos en el fútbol salteño. González estuvo al frente de la última vez que Juventud subió al Nacional B y López llevó dos veces al cuervo al Argentino A. Sin embargo, cuando se "candidateen" a uno le machacarán que por ser investigado por la AFIP no puede conducir la Liga y al otro le recordarán esas recaudaciones perdidas, aunque la principal responsabilidad recaía en el extesorero Villa y el exvocal Colorito. Pelear contra el "aparato" montado será duro para los dos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia