Ocaño tiene que jugar. Bazzi también. A Sand no lo movés del arco. Caputo tiene que estar. A Saavedra lo ponés sí o sí. Pablo Motta es intocable y la Chancha si se recupera tiene que estar. A un goleador, y usted lo sabe mejor que nosotros, nunca se lo toca. Se lo deja en la cancha. Estas fueron algunas de las "sugerencias" que le hicieron los dirigentes de Gimnasia y Tiro a Luis Rueda en el cónclave que determinó la continuidad del Cóndor en el banco de relevo albo, luego del pésimo comienzo en el Federal A.
"No podemos jugar con una defensa que casi nos mandó al Federal B (hace dos temporadas que viene haciendo pésimas campañas). Para eso hicimos un gran esfuerzo económico para traer los jugadores. Son refuerzos, no jugadores del montón", fue otra de las frases que Rueda debió escuchar. Es que el presupuesto mensual del club de la Vicente López hoy roza los 750 mil peso, bastante oneroso.

Y el DT albo tomó nota e hizo muy bien los "deberes" ante Unión Aconquija en Catamarca. Todos los "sugeridos" fueron titulares; menos la Chancha Zárate quien ingresó en el ST y fue clave para conseguir el triunfo. Hoy a los dirigentes se los observa con otro semblante, con otro ánimo, más distendidos. Es que Rueda sabía que si no aceptaba, su continuidad en la Vicente López estaba terminada. Lo que si, al técnico le dieron vía libre de sacar al que él crea convenientes. Y fueron dos históricos los que pagaron: Daniel Ramasco y el Bocha Rodríguez, aunque muchos dicen que al volante lo dejaron en Salta para evitar el cansancio físico del viaje a Catamarca, y así tenerlo "fresco" ante Américo Tesorieri el viernes.

Y si bien por ahora en la Vicente López los ánimos se han calmado con el triunfo de visitante, el juego que desarrolla Gimnasia y Tiro sigue llenando de preocupación a aquellos que están en la "mesa chica" de las decisiones. "En Catamarca jugamos mal sobre todo en el primer tiempo, en el segundo mejoramos un poco, pero es preocupante que todavía el equipo no muestre una línea de juego cuando ya se jugaron 5 fechas", le dijo a Alentandooo, un dirigente millonario.

Para todos el partido del viernes ante Tesorieri es fundamental para alimentar este envión anímico, pero también para comenzar a ver un progreso futbolístico que hoy está en el casillero del "debe".
Además, tomaron nota que se está a solo tres fechas del clásico ante Juventud Antoniana, partido que puede determinar en forma definitiva (junto al que jugará ante San Jorge en Tucumán) la continuidad o no del Cóndor en el banco de relevos. Al menos ese es el pensamiento que hoy tienen muchos de los integrantes de la "mesa chica" en Gimnasia y Tiro. Rueda todavía debe rendir un par de exámenes más antes de sentirse, definitivamente, respaldado por la mayoría.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia