El arquero de Independiente, Martín Rodríguez, aseguró hoy que en el gol del empate de Racing, que concretó Lisandro López con una chilena espectacular, él se quedó parado pidiendo "jugada peligrosa", pese a que el árbitro Diego Abal convalidó la conquista.
"Levanté la mano porque pedí jugada peligrosa. Interpreté que si un jugador nuestro va con la cabeza y un jugador de ellos levanta la pierna hasta ahí puede ser considerada jugada peligrosa", expresó el arquero en declaraciones a TyC Sports, quien a raíz de las imágenes que se publicaron y lo mostraron con la mano levantada, fue centro de las cargadas de los hinchas de Racing, tras el 1-1 final.
"Lo de las cargadas es algo con lo que se tiene que convivir. Estamos expuestos a eso. Lo que duele no es eso, sino que te empaten en el último minuto", expresó el arquero.
Independiente ganaba 1 a 0 con un tanto de Leandro Fernández, a los 40 minutos del segundo tiempo, pero la chilena de "Licha" López igualó el resultado casi en tiempo de descuento.
Consultado sobre si el hecho de que los hinchas comenzaron a arrojar bengalas en las tribunas perjudicó el juego de Independiente, dado que el "color" se vivió luego del gol de Fernández, señaló que "las bengalas aparecieron cuando teníamos un envión anímico".
"Quizás nos jugaron una mala pasada, pero no tuvieron que ver con el resultado final", aclaró Rodríguez.
No obstante, el arquero -quien es criticado por parte de la hinchada del rojo- reconoció que el equipo "no está jugando de la misma manera que el torneo pasado". "Antes generábamos siete u ocho situaciones claras, hoy estamos lejos de eso. Nos falta volumen de juego. Hay que ser autocríticos y encontrar la solución", sentenció.
Sobre su situación personal en el arco del equipo de Mauricio Pellegrino, sostuvo que él asumió sus errores y "este año -dijo- mi rendimiento es de bueno a muy bueno".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia