El equipo de Ricardo De Cecco no pudo sostener el nivel de su última presentación ante Comunicaciones y fue avasallado por Oberá, que no solo le sacó una gran diferencia sino que se desquitó de las tres derrotas sufridas ante los salteños. Los infernales no le encontraron la vuelta y se vuelven a la provincia con un triunfo y una derrota.
El arranque del partido le sentó mejor a los locales, que arrancaron realizando una buena labor defensiva e incluso habían logrado generar una diferencia de cinco puntos con su rival. A los infernales le costó penetrar en la zona pintada para asegurar los puntos, y recién en el cierre del primer cuarto lograron encontrarle la mano al partido, cerrando el primer parcial perdiendo por 18 a 17.
Durante el segundo episodio del partido, Salta Basket intentó hacer su juego ante Oberá. Las apariciones de Ríos, Stibbins y Uranga eran una constante en el equipo salteño, para no permitir que Oberá se aleje demasiado en el marcador.
El conjunto misionero siguió siendo el dominador en este segundo cuarto, con una gran labor de Gandoy y de Brezzo se fue al descanso ganando por 38 a 35.
Las cosas se le salieron de control a los infernales en el regreso al campo de juego. Oberá se aprovechó de las imprecisiones de su rival, además de sus desconcentraciones, y de a poco comenzó a alejarse en el marcador hasta cerrar el tercer parcial por 64 a 52.
En la última parte las cosas no cambiaron para el equipo dirigido por Ricardo De Cecco, que lejos estuvo de ser aquel equipo aguerrido que le ganó a Comunicaciones en el partido anterior.
El apresuramiento a la hora de atacar y la poca puntería de los salteños lo terminaron sacando del partido, y le dieron una jugosa revancha a Oberá que se impuso por 89 a 67. Cortando una racha de tres derrotas ante los Infernales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia