Después de su primera victoria en el Torneo Nacional de Ascenso, Salta Basket se olvidó de las tensiones del juego y cambió este miércoles el estadio Delmi por el playón deportivo del barrio Pablo Saravia. Ricardo De Cecco, Rodrigo Haag, Nicolás Krausaz, Gregorio Eseverri, Iván Vicentín, Federico Parada y Joel McIntosh compartieron la jornada de ayer con chicos de esa barriada.
La intención fue llevar el básquet a los más chicos utilizando los playones de nuestra ciudad. Así se incentiva la práctica del deporte a través de los jugadores profesionales, que no dudaron en compartir con chicos de diferentes edades.
Aproximadamente 100 chicos participaron de la jornada que forma parte del programa Playón Educativo a cargo de la Coordinación Provincial de Políticas Socieducativas.
Hubo charlas, lanzamientos al aro y movimientos en toda la cancha por parte del entrenador, los jugadores y la licenciada Patricia Pinasco, más profesores que se encargaron de coordinar todas las tareas.
Cumplida la labor social, Salta Basket retomó los entrenamientos de cara a la primera gira que realizará por Chaco desde este viernes.
Los infernales enfrentarán este viernes a Hindú Club a partir de las 22; el domingo volverá a jugar y en esta ocasión el rival será Villa San Martín desde las 20.30.
El último encuentro de la gira será el próximo martes y el rival será Villa Ángela, cotejo que se desarrollará a partir de las 22.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia