En Salta se vivió una jornada inolvidable de béisbol internacional y continuará hoy, pese a que el clima amenazó con suspender a primera hora de la mañana.
En un principio el partido entre el seleccionado de Salta y la Universidad de Hynougo-ken, de Japón, se iba a disputar en el diamante de Popeye, pero otra vez la lluvia impidió que se juegue en el estadio de la calle Arenales.
Por eso, ambas selecciones de hasta 21 años se trasladaron hasta la cancha de Cachorros, que poco sintió los chaparrones y estuvo a la altura de un gran encuentro.
Es que ambos conjuntos se sacaron chispas y llegaron al final con un 8 a 7 a favor de los locales.
Pese a la derrota, los japoneses, que contaron con una bulliciosa y colorida hinchada, se mostraron felices y posaron para las fotos tras el saludo con sus rivales.
Hoy sí se va a disputar el esperado enfrentamiento entre la Selección mayor salteña y los universitarios de Japón, en Popeye.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia