El viernes se disputaron las últimas peleas correspondientes al Torneo Argentino de Boxeo Femenino Amateurs y se entregaron los premios a las campeonas y subcampeonas juveniles y mayor.
Tras cinco días intensos de competencia el certamen llegó a su fin y Salta obtuvo cuatro campeonas nacionales, tres en categoría juveniles: Magalí Romano, hija del exboxeador Miguel Angel "Puma" Arroyo; Yanina García, la gran sorpresa del torneo, y Erika Aramayo. Todas ellas se consagraron en la final disputada el jueves y ayer recibieron sus respectivos trofeos. En tanto, el viernes dos salteñas llegaron a las finales: Alicia Calderón y Sandra Mamaní.
La primera se quedó con el título hasta 81 tras la paliza que le propinó a su rival oriunda de Formosa, Marina Riquelme. En tanto que Mamaní perdió ante la porteña Jésica Chávez.

Premios individuales

Por su parte, la Federación Argentina de Boxeo FAB) entregó diversos premios a quienes se destacaron a lo largo del certamen.
La mejor pelea fue la que protagonizaron Agustina Villalba, de La Pampa, y Carolina Pérez, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). En tanto, la mejor púgil del certamen fue la santacruceña Ana Romina Guichapani.
La FAB también premió a Juan Pablo Arona (CABA) como el mejor árbitro; la tucumana Mariela Luna fue distinguida como la mejor jueza y también se premiaron a los fiscales salteños Roberto Colque y Valentín Armella.
La lista de oficiales que representaron a Salta se completa con los jurados Sandra Juárez, Manuel Guantay, Héctor Rodríguez, Carlos Roldán y Eduardo Vilte. Por último, los árbitros locales fueron Ramón Merlo, David Rivas y Ramón García.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia