Cientos de salteños vibraron y celebraron hasta altas horas de la madrugada la obtención la Copa que ganó River.
Ni bien finalizó el partido contra Nacional, la plaza 9 de Julio volvió a ser el epicentro de los hinchas millonarios que viven en nuestra ciudad. Pero también, las avenidas se tiñeron de rojo y blanco y formaron largas caravanas.
La celebración también incluyó fuegos artificiales en distintos puntos de la ciudad. Salta también festejó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia