A pesar de la bronca e impotencia por los incidentes que se dieron en Formosa, con invasión de hinchas al campo de juego, y de haber sido protagonista de los incidentes habiendo recibido una piña en la cara por parte de un rival, Diego Salvatierra tuvo autocrítica por quedar eliminado del torneo. "Futbolísticamente fuimos más que ellos, pero se encontraron con un gol de otro partido y después no la pudimos embocar... ya está. Este partido lo tendríamos que haber ganado en Salta", dijo el defensor, quien fue una pieza clave en el campeonato.

Salvatierra fue uno de los únicos salteños presentes en el once titular del equipo de Central Norte que llegó a la semifinal. Y analizó el partido de vuelta con San Martín diciendo: "Entró gente que no tenía que estar en la cancha. No había garantías para jugar. La Policía nos encerró en el vestuario porque estábamos muy desprotegidos y después nos obligaron a jugar porque si no perdíamos el partido y teníamos a jugadores golpeados. Entonces el árbitro, para compensar, expulsó a jugadores de cada lado. Pegaron ellos de afuera y nosotros nos defendimos. El veedor nos dijo que si no jugábamos perdíamos los puntos. Sabíamos que si ganábamos a hacíamos un gol esta gente (la hinchada) se iba meter y nadie nos daba garantías".

Como análisis y balance de la campaña realizada en su primera temporada en Central Norte, Salvatierra aseguró: "No se logró el objetivo que era llegar a la final para ascender. Habrá que ver lo bueno y lo malo, me llevo lo mejor de un grupo. Ahora queremos ver qué va pasar. Esto nos sobrepasó a nosotros".

El defensor fue el que más minutos sumó en la cancha, alrededor de 2400, seguido por Tomás Armella y Eduardo Burruchaga. La última línea del cuervo fue de menor a mayor y terminó afianzándose. En los playoffs solo recibió un gol que fue un golazo desde fuera del área y prácticamente no hubo nada que hacer.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia