En un duelo poco vistoso pero que tuvo a Samoa como claro dominador, el conjunto oceánico logró una importante victoria en el debut ante Estados Unidos por 25-16 que le permite subirse a la cima del Grupo B junto a Japón, el verdugo de los Springboks. Tras la derrota de Sudáfrica, la zona cambió de imagen totalmente y tanto Samoa como Estados Unidos salieron a la cancha sabiendo que cualquier cosa puede pasar en el futuro del grupo.
Samoa ganó con superioridad y aprovechó las trece infracciones que le concedió Estados Unidos para dominar en todo momento y así, subirse a la punta del Grupo B junto a Japón. Ahora deberá verse las caras con Sudáfrica que buscará reaccionar ante el golpe de Japón.

¿Qué te pareció esta noticia?



Comentá esta noticia