San Lorenzo no jugará el clásico de verano ante Huracán, que estaba programado para enero en Mar del Plata, según confirmó hoy el presidente del ciclón, Matías Lammens.
El dirigente azulgrana explicó que tomaron la decisión de no jugar el clásico por "las declaraciones desafortunadas" que realizó su par de Huracán, Alejandro Nadur, luego del último partido por el torneo de Primera División.
Según Lammens, en diálogo con TyC Sports, lo que dijo Nadur, quien acusó al vicepresidente del club, Marcelo Tinelli, de influenciar a los árbitros, "fue un paso atrás y va en contra de la paz que están pregonando".
"Con los ánimos tan caldeados será mejor no jugar en Mar del Plata', agregó Lammens, quien el próximo sábado competirá por un nuevo mandato al frente de San Lorenzo.
San Lorenzo y Huracán iban a enfrentarse por segundo verano consecutivo en Mar del Plata ya que en enero pasado -y luego de 42 años-, el globo venció al ciclón por 3-1.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia