San Lorenzo y Real Madrid, además de la gloria deportiva, se disputarán mañana un millón de dólares en la final del Mundial de Clubes FIFA 2014, que se disputará en el Gran Estadio de Marrakech.
Esa será la diferencia que perciba el campeón respecto del segundo, que ya tiene garantizado un premio de 4 millones de dólares por su acceso a la instancia decisiva.
En tanto, la FIFA dispondrá una remuneración de 2,5 y 2 millones de la moneda estadounidense para el tercer y cuarto equipo clasificado de Marruecos 2014.
El partido por la medalla de bronce lo disputarán Cruz Azul de México y Auckland City de Nueva Zelanda desde las 13.30 hora Argentina, en la previa de la final. Por último, la firma japonesa Toyota, patrocinadora del torneo, le entregará un automóvil al futbolista que resulte elegido como el mejor de la competencia.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia