Durante todo este campeonato, el cuadro formoseño se mantuvo invicto en su estadio, que lleva el nombre de "17 de Octubre".
Ese reducto cuenta con una particularidad: su campo de juego está cerca del límite mínimo establecido por la FIFA.
La cancha de San Martín de Formosa mide 95 metros (largo) por 53 (de ancho).
Para hacer una comparación con el estadio Martearena que mide 105 metros (largo) por 70 metros (ancho), el cuervo tendrá que acoplarse a un reducto de espacios reducidos donde seguramente la pelota llegará con mucha más facilidad de área a área. Eso sí, el césped está muchísimo mejor que la cancha de Resistencia Central.
El franjeado hizo de su cancha una fortaleza y durante todo el certamen disputó 14 encuentros, de los cuales ganó 11 y empató 3. Marcó 32 goles y recibió 12 tantos.
Sin lugar a dudas, Central Norte tendrá que tratar de estudiar de antemano cómo desenvolverse en ese campo de juego y deberá aprovechar al máximo las situaciones en ataque.
El último rival que visitó a San Martín de Formosa fue Talleres de Perico y, si bien perdió 2 a 0, tuvo un penal a favor cuando el franjeado se imponía por la mínima.
El mismo Cravero lo dijo en la previa del encuentro frente a Resistencia Central: "Si el jugador sabe jugar, juega en cualquier cancha", como dando un mensaje a sus futbolistas de cara a este trascendental partido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia