Se elogia la garra colectiva, el componente actitudinal del conjunto, la solidaridad grupal y la solvencia defensiva como pilares de este Gimnasia y Tiro que sigue con vida en la lucha por el segundo ascenso y que visitará mañana -a las 21- a Unión Sunchales, por la revancha de los cuartos de final del torneo Federal A (ganó 1 a 0 en la ida y debe ganar o empatar para asegurar su pasaporte a semis). Sin embargo, Darío Sand, el arquero, es quizás el principal bastión del buen momento del albo, salvando al equipo en situaciones complicadas y ostentando una marca de 6 partidos con la valla invicta. “Nos encontramos muy rápido en esta situación y la disfrutamos por todo lo que pasamos, porque siempre fuimos cuestionados y se nos hizo cuesta arriba. El otro día el aliento de la gente me conmovió, sentí ese apoyo, la gente está tan ilusionada como nosotros”, expresó Sand en diálogo con Alentandooo, para posteriormente ahondar: “No ganamos nada, no nos confiamos, porque además a la ventaja deportiva la tienen ellos y nosotros no podemos regalar nada. Tenemos que estar muy bien parados como siempre, entregando todo, no dejando nada al azar. Enfrente tendremos un equipo complicado que se conoce de memoria y que en Salta nos complicó, con un delantero rapidísimo y otro aguantador”, advirtió el “uno”.
A la hora de hablar de sus virtudes, el guardavallas correntino prefirió sacarse de encima el “lazo” de los elogios y compartir el crédito con sus compañeros de la defensa. “Si bien en algunos partidos me tocó participar, la defensa siempre estuvo firme arriba y abajo y me facilitó el trabajo. Volvimos al gol, que es fundamental. El Nivi (Núñez) agarró confianza y ese contagio es positivo, convertir en esta serie tan difícil y pareja es fundamental. Somos un equipo muy incómodo para todos y a los rivales les cuesta ganarnos. Nos equivocamos poco, estamos muy concentrados y sobre eso construimos una base”, ponderó el arquero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia