El sorprendente Sanfrecce Hiroshima empató ayer 1 a 1 ante Gamba Osaka (había ganado 3-2 en la ida) y se consagró campeón de la “J-League”, torneo de fútbol de Japón, con lo cual se clasificó al Mundial de Clubes a desarrollarse en su país entre el 10 y el 20 de diciembre, e incluso podría ser rival de River Plate.
El cotejo se jugó en el Edion Stadium de Hiroshima y Gamba Osaka (que jugó y perdió la final de la Suruga Bank en septiembre pasado ante River) se puso en ventaja por intermedio de Yasuyuki Konno a los 28 minutos, pero luego Takuma Asano igualó a los 31 del segundo tiempo para darle la clasificación al local.
Sanfrecce jugará el 10 de este mes ante Auckland City (Nueva Zelanda) en Yokohama, y de ganar el 13 lo hará frente al campeón africano, Mazembe de Congo.
Si Sanfrecce venciera a los africanos jugará el 16 ante River en la semifinal del certamen, por lo tanto el equipo japonés es potencial adversario del millonario en su camino a la final; hipotéticamente, ante el Barcelona de Lionel Messi.
La liga japonesa se divide en dos etapas. La primera fue ganada por Urawa Reds y la segunda por Sanfrecce, en tanto que Gamba Osaka fue el equipo que obtuvo más puntos a lo largo de la temporada. Sanfrecce fue el que mayor cantidad de unidades sumó en el torneo japonés, por lo tanto Gamba Osaka jugó ante Urawa Reds en una semifinal y ganó por 3-1, alcanzando el derecho a definir el campeón con el Hiroshima.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia