El delantero uruguayo Santiago Silva volvió a ausentarse del entrenamiento de Lanús por segundo día consecutivo mientras su representante busca rescindir el vínculo que tiene con la institución en el marco de una tensa relación después que el club dispusiera sancionarlo con 30 días sin goce de sueldo.
El delantero tiene contrato hasta junio de este año con la entidad sureña, pero el presidente Alejandro Marón se encuentra en conversaciones permanentes con el agente Martín Guastadisegno para lograr su salida. El "Pelado", de 34 años, no se había hecho presente en la vuelta al trabajo de su equipo ayer tras el empate frente a Arsenal del pasado fin de semana, tampoco lo hizo hoy y mientras dure la sanción impuesta por la institución no concurrirá.
El propio Guastadisegno ya anticipó que "en un 90% Silva no seguirá en Lanús", al tiempo que sostuvo: "rescindiremos de buenos términos el contrato". "A Silva se le vence el contrato en junio, teníamos pensado terminar el vínculo con Lanús. El quiere terminar su carrera jugando en el exterior. No creo que siga jugando en Lanús", explicó.
El uruguayo estaba en la lista de concentrados que dio el viernes el club para enfrentar el domingo pasado a Arsenal de Sarandí (0-0), pero ni siquiera estuvo en el hotel junto a sus compañeros. El sábado acusó una molestia en el isquiotibial y salió de la lista de concentrados de manera sorpresiva. A pesar que el entrenador Guillermo Barros Schelotto afirmó post partido que "no jugó de titular por una cuestión futbolística" debido a que consideró que "estaba mejor un compañero" -jugó César Melano-, Silva habría desistido de ir al banco de suplentes y por eso ni estuvo en el hotel junto al resto del plantel.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia