El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, sorprendió días atrás con una oferta inusual a uno de las personalidades del año en el mundo del fútbol argentino. Astuto, el mandatario aprovechó un evento social para incorporar a su entorno a Alejandro Sabella, el hombre que después de 24 años volvió a llevar a la Argentina un final de un Mundial.
"Escuchame, vos estás sin trabajo y nosotros necesitamos un DT en La Ñata, porque en 2015 quiero que salgamos campeones, nos sirve a los dos", le dijo Scioli.
El fútbol es uno de los pasatiempos que más disfruta el ex motonauta. De hecho, juega regularmente todos los domingos para su anaranjado club Villa La Ñata, en un campeonato de fútsal. Dirigir ese equipo es lo que le pidió a Sabella.
El ex entrenador meditó la propuesta, pero finalmente la rechazó con cortesía. Tras su paso por lo más alto del torneo FIFA, al hombre en cuestión no lo sedujo el convite de conducir partidos de fútbol de salón. Aunque no sería su respuesta final.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia