El ala pivote Luis Scola hizo historia en la victoria de Indiana Pacers sobre Miami Heat, como local, por 112 a 89, al convertirse esta noche en el primer jugador en la historia de la NBA en anotar 23 puntos y bajar 12 rebotes permaneciendo menos de 20 minutos en cancha (18'44'').
Por su parte Emanuel Ginóbili y Pablo Prigioni no gravitaron en las victorias de sus respectivos equipos, San Antonio Spurs y Houston Rockets, sobre Golden State Warriors y Oklahoma City Thunder.
La curiosidad del partido en el que Scola marcó un nuevo doble-doble entre dos conjuntos de la Conferencia Este fue que ambos llegaron a este juego con el mismo récord (34-43), en tanto el base de los Heat Dwyane Wade, con 27 tantos, fue el máximo anotador de la jornada.
Mientras que el bahiense Ginóbili tuvo una irregular performance en los 22 minutos que permaneció en cancha, durante los que convirtió seis puntos, entregó cinco asistencias y tomó cuatro rebotes para la victoria como local de su equipo por 107 a 92. Su compañero, el alero Kawhi Leonard, fue el goleador del juego con 26 tantos.
Estos dos equipos ya estaban clasificados para los play offs, pero es llamativa la diferencia de récords entre ambos, puesto que los Spurs tienen una marca de 51-26 contra 63-14 de los Warriors.
En tanto que Prigioni fue el que más minutos jugó de los tres argentinos (24), pero por contrapartida el menos productivo, ya que solamente convirtió un tanto, robó cinco balones, tomó dos rebotes, uno ofensivo, pero en los dos cuartos completos en los que jugó no entregó ninguna asistencia, algo vital para un base.
En otro cotejo entre conjuntos de la Conferencia Oeste, los de Houston (54-24) superaron apretadamente a los de Oklahoma (42-36) por 115 a 112, siendo nuevamente el goleador de la noche el base de los Rockets James Harden, que en 38 minutos anotó 41 puntos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial



Comentá esta noticia