Luis Scola, el último eslabón de la Generación Dorada que sigue en el seleccionado, dijo hoy que en julio definirá si sigue en Indiana Pacers y acompañó a su amigo Emanuel Ginóbili en la decisión que tome en cuanto a su continuidad o retiro de la NBA.
"Si quiere seguir jugando va a ser buenísimo coincidir con él en una cancha¿. Si no quier jugar, ya hizo todo y seguiremos comiendo o encontrándonos en alguna parte del mundo. Que haga lo que lo hace feliz", sostuvo hoy Scola al llegar a Buenos Aires para participar del Juego de las Estrellas.
Scola confirmó que participará del Preolímpico que se jugará en México desde fines de agosto.

En el Luna Park, Scola se dará un baño con el público argentino que hace 18 años que no lo ve en un partido de las Estrellas.
La fecha elegida, que sea Buenos Aires, su ciudad hizo que Scola pueda estar.
Celebró que sea en el Luna Park, "un lugar emblema de Buenos Aires, sobre todo para el boxeo y el básquetbol, porque allí empezó todo en 1950", en referencia al único título Mundial ganado por Argentina.
Justamente Scola estará presente en un homenaje a los campeones, a 65 años de aquel hecho histórico en el deporte nacional.
Scola fue invitado para participar del torneo de triples: "espero no pasar papelones porque no es mi especialidad".
El hombre surgido de Ferro Carril Oeste y que transita hoy por el campeonato cumbre del básquetbol mundial la NBA, es por estos tiempos agente libre, es decir que no tiene equipo.
Las reglas de la NBA son muy rígidas y ponen lapsos para que las franquicias negocien y firmen los contratos.
"Los Pacers me dijeron que querían que siga el año que viene y siempre es una buena noticia que tu equipo esté contento y quiera que sigas", sostuvo.
Asimismo, sostuvo que "recién el primero de julio se puede empezar a negociar y el 17 firmar los contratos".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia