Pasaron años y años de inseguridad en las canchas, de actos de violencia impunes y desvergonzados a costa del fútbol y con la integridad de los futboleros genuinos y las familias puestas en riesgo en los estadios por el accionar de unos cuantos malvivientes. Tras años de reuniones, posturas tomadas, determinaciones y vueltas sobre la marcha sobre una cuestión urticante que "mancha" la pelota temporada tras otra, y en un año electoral, finalmente, desde las esferas oficiales hubo una firme decisión de aplicar el derecho de admisión en los estadios, algo que se venía reclamando desde hace tiempo pero que chocaba, entre otras cosas, con la falta de firmeza de los que debían tomar decisiones radicales y con los vaivenes de la Justicia.
Tras la reunión llevada a cabo ayer por el ministro de Seguridad de la Provincia, Alejandro Cornejo D'Andrea, junto a los miembros del Comité de Seguridad provincial del fútbol (los representantes de los tres clubes y las autoridades policiales), se resolvió aplicar el derecho de admisión en los espectáculos futbolísticos como una medida de salvataje para erradicar la violencia de las canchas.
Además, se determinó por razones de seguridad que Juventud Antoniana no podrá jugar en condición de local en el Fray Honorato Pistoia y que Central Norte deberá hacerlo sin público en condición de visitante en el torneo Federal B, en función a las violentas internas entre su hinchada. Y, además, como medida de protección para los dirigentes, sometidos a presiones constantes por parte de las barras, se anunció un sistema único de entradas subsidiadas que será controlado solo por el Estado.
En relación con el tantas veces solicitado derecho de admisión (hasta hoy solo estaba en vigencia la prohibición de concurrencia) en el que pasa a intervenir la Justicia, será aplicada en forma automática "a todas las personas que cometan contravenciones o hechos delictivos" y entrará en vigencia desde el domingo. Este paquete de medidas para ahuyentar a los violentos castigará a los hinchas "de verdad" de Juventud (no se jugará de local en la Lerma), y a los de Central Norte (los cuervos no podrán asistir de visitante) y también puede recaer en los de Gimnasia y Tiro, por culpa de los idiotas de siempre, ya que ambos clásicos del Federal A se jugarían en el Martearena, aunque esto está sujeto al comportamiento futuro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia