El torneo largo de 30 equipos, que se disputaría desde febrero, sobrevivió.

Los presidentes de los clubes grandes, que ayer amenazaban con frenar todo, hoy dieron marcha atrás y, tras reunirse una vez más con el presidente Luis Segura, aceptaron mantener el formato estipulado desde hace tiempo por el entonces titular afista Julio Grondona.

Salvado el torneo largo, la discusión ahora en Ezeiza se centró en cómo se disputará dicho campeonato. Según versiones, sería corto ya que finalizaría en junio y, lo que es peor, tendría un aluvión de descensos para que en agosto vuelva a comenzar un torneo de 20 equipos.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia