El presidente de Racing, Víctor Blanco, dirigente fundador de la flamante Liga Sudamericana de Clubes en la cumbre de Montevideo avisó que "puede peligrar el comienzo de la Copa Libertadores".
Sin embargo, sostuvo que "la gente que se nombre para negociar" los ingresos de los clubes "tratará de que no se llegue a esos límites".
El pasado lunes, 19 equipos decidieron la creación de esta Liga a modo de frente buscando aumentar lo que perciben acorde al incremento que que recibió Conmebol por el reciente acuerdo en derechos televisivos.
Las 15 instituciones que acudieron a la cumbre, y representadas por sus máximos dirigentes, fueron el propio Racing, River, Boca y San Lorenzo por Argentina y Colo Colo, Universidad de Chile, Universidad Católica de Chile por el país trasandino.
A su vez, La Liga Universitaria de Quito por Ecuador; Peñarol, Nacional y River de Montevideo por Uruguay; Olimpia y Cerro Porteño por Paraguay junto a Sporting Cristal y Melgar de Perú.
Por su parte los conjuntos brasileños no se hicieron presentes pero se manifestaron de forma adherente San Pablo, Corinthians, Palmeiras y Atlético Mineiro completando un total de 19 conjuntos.
Pese a las declaraciones de Blanco, el propio presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani sugirió que "el inicio de la Copa Libertadores no corre peligro porque los clubes la necesitan económicamente", contradiciendo lo que sostuvo el mandamás académico.
Damiani explicó que esta iniciativa surgió "en el sorteo de la última edición" cuando se comunicó "que con el nuevo contrato televisivo se habían incrementado los premios por participación pero no en proporción a este contrato".
Además, añadió que "es difícil de entender que los clubes siendo los protagonistas del espectáculo sean los menos remunerados e informados dado que sin las instituciones no hay copa y todavía hay cosas absurdas como cobrar el 10% de las recaudaciones, algo que data de 1960 cuando no había televisión".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia