En el norte argentino recuerdan perfectamente a don Angel Tulio Zof, porque fue entrenador de aquellos grandes equipos que tenía Atlético Ledesma entre las décadas de los 70 y 80. También por su paso como técnico en San Martín de Tucumán.
Y así como fue un emblema para Rosario Central, fue también un ejemplo como entrenador, Don Angel ganó muchas cosas en el fútbol, marcó una época, pero fundamentalmente se ganó el respeto del mundo futbolístico por sus cualidades humanas. Vino a Salta en innumerables ocasiones, ya sea como DT de los canallas, de Ledesma o de San Martín de Tucumán y siempre fue despedido con aplausos pese a ser el entrenador del equipo rival.
Justo el día en que su amado Rosario Central disputaba la final de la Copa Argentina ante Huracán, murió Don Angel Tulio Zof a los 86 años.
En 2005 lo habían nombrado ciudadano ilustres de Rosario, la ciudad donde nación en 1928. Como futbolista, debutó en Central el 12 de octubre de 1950 en un clásico ante Newell's y jugó allí hasta el 56, cuando fue transferido a Huracán. Duró un año y pasó a Quilmes. Después, el fútbol lo llevó a México, Canadá y Estados Unidos.
Como entrenador tuvo una larga trayectoria: empezó en Newell's en el año 65 y terminó en Central en la temporada 2005/2006. Tuvo nueve periodos como técnico de Rosario Central. Y es el técnico más ganador de la historia del club canalla: logró el Nacional 80, el Campeonato de Primera División 85/86 y la Copa Conmebol 1995.
Pero su paso por Atlético Ledesma fue imborrable. Llevó a este club a tres Nacionales y le dejó una gran base. Se encariñó de tal manera de Ledesma que volvía cada vez que podía. Y era recibido con mucho afecto, por ese don de persona, por sus conocimientos y su convicción.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial



Comentá esta noticia